bronquiolitis en niños

En este post os cuento qué es la bronquiolitis, cómo se presenta, motivos de ingreso hospitalario y consejos.

Este año, con la primavera del 2021 llegó la bronquiolitis.
Los centros sanitarios se colapsan en los meses de frío con una enfermedad conocida como bronquiolitis, pero este año ha sido diferente, las criaturas con los primeros síntomas de bronquiolitis llegaron con la primavera, en los meses de Mayo y Junio. Han ido llegando con cuentagotas, pero están presentes en nuestras urgencias hospitalarias, y están ingresando en plantas de hospitalización en estas últimas semanas. Parece que en Australia también ha habido bronquiolitis en primavera y verano.

¿Qué es la Bronquiolitis?

La bronquiolitis es una infección de los bronquios que ataca a las criaturas entre 0 y 2 años, y que habitualmente coincide con la llegada del frío , entre noviembre y febrero.

Los bronquios son los encargados de transportar el aire hacia los alveolos. Cuando estos se cierran debido a una infección en sus paredes, el aire circula con dificultad, lento, produciendo la famosa bronquiolitis. Es una infección vírica, que también afecta a las vías respiratorias altas. El más frecuente es el Virus Respiratorio Sincitial, más conocido como VRS. La mayoría de las bronquiolitis son leves o muy leves, pero hay casos que pueden llegar a durar 7 días. En algunos casos hay cuadros más graves que acaban necesitando ingreso, a veces incluso en unidades de cuidados intensivos.
La puerta de entrada de este virus al organismo es la nariz o la boca, por eso empieza con un catarro común.

Hay una ruido muy característico al respirar que nos indica que podemos estar delante de una bronquiolitis, y son las sibilancias o pitos acompañado de una respiración más rápida y superficial, precedido de un catarro común, y manifestado por mucosidad nasal acuosa, tos seca y con falta de apetito. Puede cursar con fiebre, generalmente no muy alta. Los síntomas pueden progresar rápidamente y la tos puede durar unas 3 semanas tras el primer episodio.
Es el motivo de ingreso más frecuente en pediatría.

Cómo tratar la bronquiolitis

No hay un tratamiento para curar la bronquiolitis, aunque el oxígeno ayuda en el proceso agudo.

El lavado nasal es muy efectivo para que realicen las tomas de forma efectiva. Podéis ver mi post sobre los lavados nasales.
Deben ser alimentados con frecuencia, ofreciéndole pecho o biberón. Intenta mantener una posición semi incorporada o semi sentada.

Vigilar la respiración, observando si aumenta el ritmo, y si aparecen ruidos al respirar.
Evitar aires contaminados, en especial el humo del tabaco.

Si apareciera fiebre, tratarla con antitérmicos. La fiebre aumenta el ritmo de las respiraciones y la pérdida de líquido corporal. Podéis ver también mi post sobre la fiebre.

 

¿Cuándo debemos ir a urgencias?

  • Si tiene menos de 6 semanas de vida y nació a término.
  • Si tiene menos de 4 meses si fue prematuro.
  • Si padece una enfermedad de corazón.
  • Si respira muy rápido.
  • Si hace pausas en la respiración (apnea).
  • Si el color de sus labios cambia de tonalidad hacia un color más amoratado.
  • Si está decaído, o como concentrado en respirar.
  • Si la tos seca se hace interminable, y no le permite descansar para coger aire.
  • Si no tiene apetito, o no puede comer.

Este año las medidas higiénicas adoptadas durante la pandemia han colaborado en frenar la propagación del virus. El lavado de manos y la mascarilla favorecen la no transmisión.

Muchos de los casos de bebés con bronquiolitis coincide que tienen hermanxs mayores, que han estado acatarrados. Es una tónica general, por eso muchas familias me preguntáis: Reyes, ¿qué hago para que no le contagie mi hijx mayor a mi hijx pequeño? Siempre os recomiendo el lavado de manos y en la medida en la que se pueda, no toserles en la cara… pero el lavado de manos es lo más efectivo.
No olvidemos que mantener la distancia entre hermanxs que acaban de conocerse es antinatural, y puede crear cierto grado de inseguridad en su relación de semejantes. En la sobreprotección al hermanx pequeñx, el hermanx mayor puede llegar a sentirse desplazado. Los hermanxs llegan para compartir vida, esto incluye todo lo bueno y lo menos bueno que está por llegar, y que están a punto de compartir.

¿Tienes alguna duda respecto a la bronquiolitis?

Si os apetece compartir vuestra historia no dudéis en escribir un comentario. 

«Si el amor no puede curarlo, las enfermeras sí»